Se comienza la obra marcando la piscina en el lugar elegido para su construcción. Se continúa con la excavación ya sea en forma manual o con máquina excavadora, dependiendo el lugar, y se finaliza la misma con un perfilado manual y cavado de canaletas para vigas y columnas entrelazadas

Una vez terminado el pozo, se comienza el armado de los hierros, colocando primero las vigas y columnas en forma de U, para luego colocar las mallas de hierro tanto en el piso como en las paredes, uniendo la vereda perimetral y en el caso de solicitar un solárium, continuamos este emparrillado formando así una estructura monolítica y homogénea.

Concluido el armado de hierros, se procede a cargar el hormigón que lo elaboramos en el lugar de la obra, realizando esta tarea en el día, para garantizar la homogeneidad de la estructura, luego de haber instalado la cámara de fondo.

Una vez fraguado el hormigón, se comienza a revocar la piscina, incorporando materiales hidrófugos para impermeabilizar totalmente el natatorio, agregando todos los elementos para el funcionamiento de la pileta, tales como el skimmer, retornos, llenado y todas las cañerías para su perfecto funcionamiento.

Finalizado el proceso de revoque, se continúa con la colocación de la vereda perimetral con baldosones del tipo travertino, antideslizantes y atérmicos, realizando la terminación de la pileta, según la elección del cliente con pintura especial para piscinas o con el revestimiento solicitado.

1

Construimos un gabinete en material, donde ubicamos la bomba y el filtro, ambas marca Vulcano y la caja eléctrica con su disyuntor, llaves térmicas y la respectiva jabalina a tierra.

2